Cómo dar presentaciones cautivadoras

Cómo dar presentaciones cautivadorasSi bien puedes pensar que solo los artistas y los grandes oradores les toca dar presentaciones, en realidad estás constantemente en situaciones en las que estás contando historias, persuadiendo a las personas a actuar según tus ideas y eligiendo qué partes de tu persona compartir con los demás… exactamente las mismas cosas que actores y presentadores hacen en el escenario.

Pensar en usted mismo como un artista intérprete o ejecutante es maravilloso, ya que le permite tener un mayor control sobre cómo se presenta en cada situación.

Aquí hay siete estrategias llenas de acción que puede usar para comenzar a dominar las actuaciones en su vida (además de algunos de nuestros discursos y charlas favoritos).

#1 Actúa “Como si …”

Uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan las personas cuando se les presenta, ya sea dando una presentación a una gran audiencia o en una discusión con alguien, es que sus pensamientos negativos les impiden pensar con claridad y dar una respuesta adecuada.

La manera más fácil de aumentar su confianza en cualquier situación es actuar “como si” se sintiera preparado para manejar cualquier cosa que se le arroje.

Por ejemplo:

  • Actúa como si… no tienes miedo escénico.
  • Actúa como si… tienes confianza en tus opiniones.
  • Actúa como si… sientes que perteneces.

La estrategia puede ser difícil al principio y requiere que practique visualizando los mejores resultados posibles, pero es una excelente manera de manejar cualquier situación difícil.

Aquí está la nota final de Steve Job en Apple:

#2 Cortar el exceso de información

Independientemente de si está dando un discurso de diez minutos o de una hora de duración con más de 100 diapositivas, lea cuidadosamente su contenido varias veces para asegurarse de que no haya exceso de información.

A medida que avanza por cada punto, historia y detalle, pregúntese: ¿es esto necesario para asegurar que su público participe y entienda su mensaje? Si no es así, córtalo. Cuanto más conciso hagas tu contenido, más poderoso se vuelve porque evita que tu público se aburra o se confunda con detalles que no importan. Además, sientan un precedente de que todo lo que diga es valioso.

#3 Estar en el momento

Es importante ensayar y dominar tu presentación, pero no quieres quedarte tan atrapado que te vuelves como un robot recitando un discurso e ignorando a tu público.

Los mejores oradores son interesantes porque están en sintonía con los sentimientos de la audiencia y lo que necesitan de ellos.

Por ejemplo, si está explicando una parte de su discurso basada en datos y ve los ojos de muchas personas vidriosos, sabe que está aburriendo a su audiencia. Cuando esto sucede, necesitas recuperar su atención al contar una broma, hacer un punto interesante, compartir una historia, etc.

O tal vez veas a varias personas tomar notas furiosamente. Esta es una señal de que debe reducir la velocidad para darles tiempo para grabar la información que desean.

Estar en el momento suficiente para notar los cambios sutiles en su audiencia le permite ofrecer un discurso más efectivo respondiendo a sus necesidades en el momento.

Mira el compromiso y la presencia de la audiencia de Jim Carrey:

#4 Planifique su presentación con su público en mente

La clave para crear una presentación efectiva es mantener a su audiencia siempre en mente para que pueda atenderlos de la mejor manera posible.

Antes de crear el contenido, debemos preguntarnos:

  1. ¿Qué tipo de actuación vas a dar? Ej. Un discurso para los inversores, una charla magistral de treinta minutos, un informe de progreso del equipo, etc.
  2. ¿Quién es el público de la presentación? Ej. Un inversor exigente, profesionales de marketing, sus superiores.
  3. ¿Cómo se beneficiará tu público? Ej. Una participación en su empresa en crecimiento e innovadora, información sobre nuevas estrategias de marketing, conocimiento sobre el crecimiento de su equipo y cómo afecta a la compañía.
  4. ¿Cuál es su llamado a la acción? Ej. Desea que ellos: inviertan en su empresa, compren sus materiales educativos, actúen según una idea propuesta por su equipo.

Al hacerse estas preguntas cuando comienza a planear su presentación, se minimiza la ansiedad que experimentará al preguntarse si a su audiencia le va a gustar lo que dice porque ha diseñado su discurso para satisfacer sus necesidades.

#5 No seas aburrido

No importa cuán grande y vital sea su mensaje, nunca inspirará a su audiencia a actuar si los aburre con una presentación estática y monótona.

La manera más fácil de ser más interesante es agregar contraste a su contenido y lenguaje corporal. Puedes hacer esto alternando historias y datos, cambiando el tono de tu voz para reflejar la emoción y/o importancia de lo que estás diciendo, y usando gestos y movimiento de manos para que seas un orador dinámico para mirar y escuchar.

Si no está acostumbrado a incorporar este tipo de elementos en su presentación, pase tiempo viendo las charlas TED y videos de otros grandes oradores en su industria y mímica sus acciones. Practica por tu cuenta hasta que lo sienta natural para que no te veas incómodo en el escenario.

#6 Lleva el ensayo a un nivel completamente nuevo

El mayor error que comete la gente es no ensayar lo suficiente. Si desea dar una presentación que sea lo suficientemente convincente como para inspirar a las audiencias a escuchar su llamado a la acción, debe tener suficiente tiempo para prepararse, de modo que cuando entre en el escenario conozca su presentación por dentro y por fuera.

Puedes llevar tu ensayo al siguiente nivel practicando en fases.

Fase 1: lea su contenido en voz alta para usted o con un amigo de confianza. Haga los ajustes hasta que la estructura de su contenido fluya, suene natural y transmita su mensaje.

Fase 2: practica tus movimientos, lenguaje corporal y accesorios. Este es el paso que la mayoría de la gente olvida hacer; tienen un contenido brillante pero se ven torpes en el escenario porque son demasiado rígidos, no saben qué hacer con sus manos, o no han practicado con sus accesorios en casos de presentaciones como demostraciones de productos.

Fase 3: Celebrar al menos un ensayo completo. Invita a un par de tus amigos o colegas a que te miren cómo se ve la ropa que planeas usar el día de la presentación y practica como si fuera tu presentación real.

#7 Esté preparado para improvisar

Hablar en público es impredecible. Desde proyectores defectuosos hasta cambios de última hora en lo que necesitas presentar, inevitablemente surgen problemas y si no estás preparado, pueden arruinar todo.

El beneficio de pasar por un proceso de ensayo en profundidad no solo es para que tenga confianza en su conocimiento de la presentación, sino también cuando las cosas van mal, conoce su contenido y su secuencia de comandos de comportamiento tan bien que puede presentar independientemente de lo que le llegue.

La forma más sencilla de aumentar sus habilidades de improvisación es practicar su presentación en los peores escenarios, como el hecho de no tener diapositivas o escuchar sobre un problema con su producto justo antes de ofrecer una oportunidad a los inversores.